lunes, 18 de junio de 2012

Embarazo y alergia


Casi todos nosotros tenemos ideas preconcebidas sobre cómo va a ser el estar embarazada, pero hasta que no lo vivimos en primera persona no nos queda claro lo que significa realmente, al menos este ha sido mi caso. Ahora que me queda bien poquito para tener a mi niña en brazos, quiero contaros qué tal ha sido la experiencia como embarazada desembalsamad@.


La primera visita al ginecólogo estuvo marcada por los nervios habituales y las preguntas de primerizos que se nos ocurrían en ese momento. Hasta que llegamos al momento de completar el historial médico de la futura mamá. El ginecólogo ya conocía mi alergia al bálsamo del Perú, pero aún así se lo recordé y entré en más detalles sobre lo que comporta. Me escuchó atentamente, pero se centró más en la alergia a la penicilina, supongo que por “deformación profesional”. Respecto a la lista de alimentos que debo excluir de mi alimentación escribió, además de bálsamo del Perú, alimentos ácidos (a esto se le llama capacidad de síntesis). En ese mismo momento hice nota mental “poner un tupper de comida segura en la bolsa del bebé”. 

Debo añadir que también me sugirió que al hacerme el test O'Sullivan, hablara con los encargados del laboratorio sobre la composición del brebaje que debería beber. Cuando llegó el momento, se portaron muy bien conmigo, llamaron al laboratorio farmacéutico para preguntar la composición y al final me prepararon un disolución con agua y glucosa para no correr riesgos, no sin antes llamarme a casa para avisarme que ya lo tenían todo listo y que no me preocupase (¡bien por la sanidad pública!).

Paralelamente hablé con mi alergóloga y me dió algunas pautas a seguir. Me recomendó seguir una dieta de evitación estricta, intentando no correr riesgos innecesarios: ante la duda, no se come. También me tranquilizó diciendo que en caso necesario podía tomar Loratadina sin riesgo para el bebé. La verdad es que en estos meses he tenido muy pocos sustos (algún intento de “envenenamiento” que recuerda a los episodios vividos por Celia de Historias Celíacas) y que pude controlar fácilmente. Pero las 4 veces que me he tomado la medicación, me sentí muy intraquila hasta que en la siguiente visita me confirmaban que todo iba bien.

He sido afortunada porque el resto de mis alergias se han comportado este año, casi no he estornudado, así que he pasado una primavera bastante buena. Mi principal problema ha sido una anemia que me ha tenido agotada durante estos meses. Ha sido aquí donde se ha puesto de manifiesto lo poco preparados que están los médicos generalistas o no alergólogos para tratar pacientes alérgicos. Como sabeis, con la alergia al BdP deben evitarse cítricos, y parece ser que ningún médico piensa en ello cuando te dan las pautas para tomar hierro... y lo peor, es que no te dan alternativas para aumentar su absorción. Así que debes buscarte la vida e improvisar. Lamento deciros que lo único que he podido hacer es tomar el hierro una hora antes de desayunar cada mañana y asegurarme que los alimentos que sí puedo comer contengan hierro y vitamina C.

Ahora que estamos en la recta final, confieso que me preocupa bastante mi estancia en el hospital. Hace una semana hablé con la comadrona y le dí una lista resumen de todas mis alergias. Me tranquilizó mucho ver que lo iba apuntando todo y mostraba interés. Aún así, tengo galletas seguras metidas en la bolsa y a mi madre avisada para que vaya preparando tuppers con comida ;-P Pero eso, os lo contaré en otra entrada...

sábado, 28 de abril de 2012

Pesadilla en la cocina


Nick Ramsay, ¿dónde estás cuando te necesito?

Salir a comer fuera teniendo cualquier alergia es algo complicado. Suelo limitarme a carne o pescado a la plancha y poca cosa más, insistiendo en que no me pongan tomates, salsas ni especias. Así, que para comidas de este tipo, comprenderéis que prefiero quedarme en casa y cocinarme algo rico.
Pero hoy, hemos bajado a Barcelona y como se nos ha hecho algo tarde, hemos decidido quedarnos a comer. Estábamos en el centro y bajando por Rambla de Catalunya hemos entrado en una brasería, El Trobador. Hemos visto la carta y nos ha parecido que el riesgo era mínimo,...

Así que cuando ha llegado el camarero, he pedido verduras y carne a la brasa, insistiendo varias veces al camarero (rapado y argentino, datos objetivos por si tenéis que ir, al menos que sepáis de qué camarero huir) en que no pusieran nada de tomate ni salsas ni especias ni nada por mi alergia. Mi compañero, que aprovecha estas ocasiones para comer de lo que no hay en casa, hay pedido unos macarrones o “penne” señalando la carta y luego un trío de hamburguesas. Y cuando le han traído su plato, han empezado los problemas: unos macarrones a la boloñesa que no se parecían en anda a lo que había pedido, cuando ha reclamado le ha dicho que los únicos macarrones de la carta eran estos que lo otro eran penne... Olé, el servicio...

Nos hemos mirado pensando en que me traerían a mi, ¿lo adivináis? En medio de mis verduritas a la brasa, ¡un tomate! Por lo menos, la salsa iba al lado en un bote. Supongo que debería haber llamado al camarero, quejarme por el tomate y exigir unas nuevas verduras. Pero, viendo el trato recibido, he apartado el tomate y he dado las gracias por no ser sensible a las trazas. Me he comido algunas verduras, pero entre mal hechas que estaban y el asco que que me ha entrado, he dejado el plato casi igual. Ha venido una camarera diferente a recoger el plato, muy simpática ella y ha puesto una cara de, pero si no has probado nada...

Nos han traído el segundo y...., bingo, en medio de la guarnición, otro tomate. La verdad es que si tuviera un móvil con cámara hubiera hecho fotos, pero tengo un piedra-móvil que sólo sirve para llamar y mandar SMS.

Sí, lo sé, tendría que haber llamado al encargado y quejarme del servicio y de la comida, pero con una barriga de más de siete meses de embarazo no me apetecía discutirme, otras veces lo he hecho pero hoy no estaba de humor. He pensado, ¿no tengo un blog? Pues haré mi queja allí, para que llegue a más gente. Podríamos decir que hay mucha ignorancia respecto a las alergias alimentarias, cosa que es verdad, pero lo que he vivido hoy ha sido además, una falta total de respeto por el cliente y eso es lo que me indigna, eso de quien paga, manda, no funciona en este país.

jueves, 26 de abril de 2012

Arroz con carne y sofrito de zanahoria


En una entrada anterior, ya os comenté que suelo pasar gran parte de mi tiempo en mi cocina con mis juguetes, navegando por blogs de cocina y adaptando recetas con mayor o menor éxito.


Lo peor de una dieta libre de BdP es intentar cocinar sin tomate, cuando el tomate es la base de toda la cocina mediterránea. ¿Qué alternativa usar? La solución ante este pequeño problema me la dio mi madre: ¡zanahorias! Por lo que ahora muchos de mis guisos/experimentos culinarios llevan zanahoria como base.

Os podéis imaginar mi alegría cuando en el recetario de mi Mycook, encontré una receta de pimientos rellenos de arroz que cumplía todos los requisitos. Como no es temporada de pimientos (nosotros sólo compramos productos ecológicos y de temporada), suelo hacer el arroz tal cual y al verdad que aunque representa que la receta es para 4-6 raciones y somos 2, no suele sobrar mucho...


Sin más dilación os paso la receta para Mycook:

  • 100g aceite de oliva 2 minutos a 120ºC y velocidad 1
  • 120g cebolla, 4 minutos a 120ºC y velocidad 1
  • 120g de zanahoria, 5 minutos 120ºC durante 1 minuto
  • Se ralla la zanahoria durante 30 segundos a velocidad 5. Es conveniente bajar de las paredes los restos con una espátula.
  • Se añaden 400g de carne picada con sal y se deja 5 minutos, a 120ºC y velocidad 2. (Cocino siempre sin pimienta ni ninguna otra especia por lo que pueda ser, sólo sal y alguna hierba aromática)
  • Luego toca saltear 160g de arroz blanco durante 2 minutos a 120ºC y velocidad 2.
  • Finalmente, le añado 400g de agua mineral y lo dejo 18 minutos, a 90ºC y velocidad 2. La receta original le añade laurel, pero no se lo pongo porque no estoy muy segura de si puedo o no tomarlo, y tampoco lo hecho en falta.


Nota: lo intenté hacer con arroz integral y el resultado fue un desastre, no conseguí que quedara bien ni aumentando la cocción ni nada. Así que uso siempre arroz blanco. 

Si queréis, usad el arroz para rellenar 4 o 6 pimietnos rojos pequeños, los untáis con aceite y asadlos en el horno 1 hora a 180ºC. Seguro que os gusta. 

miércoles, 25 de abril de 2012

Medicamentos con BdP


Imagen de Auntie P


El bálsamo del Perú es usado como remedio natural debido a sus propiedades como expectorante, cicatrizante y antiséptico. Esto hace que se use como principio activo en diferente spreparaciones médicos, razón por la cual es importante informar tanto a médicos, dentistas como farmacéuticos de nuestra alergia.
Aquí tenéis una pequeña lista de los sospechoso habituales: 
  • Jarabes y pastillas para la tos
  • Supositorios para hemorroides
  • Pomadas rectales
  • Pomadas cicatrizantes: tinturas de benjuí,...
  • Pomadas para quemaduras
  • Tratamiento de escabiosis (sarna)
  • Tratamientos para dermatitis atópica: brea vegetal y hulla,...
  • Tratamientos periodontales: tintura de benzoína,...
  • Bálsamo de Tigre
  • Lápices labiales
  • Lociones para los pies
  • Propóleos
  • Supositorios

En mi caso, también evito cualquier preparación con aromas y saborizantes, así, en vez de tomar un preparado en sobre, lo pido en pastilla para evitar complicaciones.  


Aunque, como reza el anuncio, ante cualquier duda, consulte con su farmacéutico/a.

lunes, 23 de abril de 2012

A comer chocolate: Chocolate Tres onzas


Hoy estoy encantada de dar a conocer esta empresa de elaboración chocolate de forma artesanal por dos razones: 
  1. Se trata de una empresa sensibilizada con los alérgicos por lo que elaboran de forma artesanal sus productos sin traza de los alérgenos más conocidos, pero tampoco bálsamo de Perú. En su web, aparece la lista de los ingredientes que utilizan por si queréis salir de dudas. 
  2. Es la primera empresa que contesta a un correo preguntado sobre si utilitzan BdP o no. Escribí el viernes y el domigo tenía su respuesta en mi buzón. Se agradece la seriedad y el respeto a las necesidades del consumidor. 
Su página web: 

Su página en Facebook: 


¡Y a disfrutar del chocolate!


Actualización 26/04/2012: Acaba de llegar mi primer pedido. Un etiquetado perfecto y un chocolate negro delicioso! Tened en cuenta que aunque no lleva BdP, sí lleva vainilla que puede o no dar reactividad cruzada. En mi caso, y de momento, me he comido un cahito y lo he disfrutado como hacía tiempo que no lo hacía!!!

jueves, 19 de abril de 2012

Por un etiquetado real de los alimentos

Imagen: cdedbdme
A través de la página de Facebook Alergias Alimentarias, he conocido una iniciativa para pedir un etiquetado real y completo de todos los alimentos. Creo que es la medida que todas las personas alérgicas estamos esperando, así que no he dudado en apoyarla. 
Si también lo creéis, os dejo aquí el enlace: 

miércoles, 18 de abril de 2012

Pocos pero, creciendo.


Al menos esto es lo que se desprende de los últimos estudios sobre la prevalencia de la dermatitis alérgica de contacto. Según estos estudios, el eccema de contacto constituye una enfermedad cutánea relativamente frecuente, afecta a entre un 1 y 10% de la población general y su frecuencia ha aumentado en los últimos años. 

Entre los alérgenos más comunes encontramos los metales, en particular el níquel (29,3%), seguidos de la mezcla de fragancias (6,3%)y el bálsamo del Perú (5,3%). Lo más preocupante de estos datos es que se observa un aumento progresivo y constante de la sensibilización al níquel, mezcla de fragancias, bálsamo del Perú y colofonia, lo que refleja una aumento de la dermatitis de contacto debido a perfumes y cosméticos. 

No sólo en cosméticos hay BdP.
Imagen: Akira Ohgaki
Otro dato interesante a tener en cuenta es que la prevalencia de la alergia a perfumes y BdP es similar en mujeres y hombres, lo que demuestra la ubicuidad de las fragancias no sólo en perfumes, sino en todo tipo de productos industriales como jabones, detergentes y pinturas. Aunque su presencia es más amplia ya que también se emplea como “aroma” o “aroma natural” en alimentación

Además, parece ser que la alergia al bálsamo del Perú está asociada en un 24% a pacientes con un historial de atopia. Ello podría ser debido a que muchos tratamientos tópicos utilizados en pacientes con dermatitis atópica contienen bálsamo del Perú, lo que facilitaría su sensibilización. 

Todo esto me hace pensar en que deberíamos exigir un mejor etiquetado de los productos manufacturados, no sólo de los cosméticos, ya que la situación actual nos lleva a correr riesgos innecesarios o a excluir productos por la simple sospecha, lo que nos dificulta el día a día. 

Para saber más: